Reglas 7 Card Stud

Número de jugadores: 8

Número de cartas: 52 sin comodines

Primera ronda

El juego comienza con una apuesta de los jugadores, es el “ante”, una cantidad de dinero para el pozo antes que las cartas hayan sido repartidas. Esta cantidad de dinero depende del tamaño del juego. El “ante” no está definido por una regla específica, sino que se decide de acuerdo a la modalidad de juego. Un nuevo juego en una mesa comienza con todos los jugadores depositando dinero en la apuesta inicial, o sea, el “ante”.

En esta modalidad de juego, Seven Card Stud, los jugadores reciben 7 cartas, tres boca abajo y cuatro boca arriba.

Después de realizarse la apuesta inicial, los jugadores reciben tres cartas (dos boca abajo y una boca arriba). La carta boca arriba recibe el nombre de “door card” o “third street”. La carta boca arriba de menor valor es la que comienza la acción con una apuesta “bring-in”. Ahora supongamos que se da la circunstancia siguiente: dos jugadores con la misma “menor carta”. Entonces desempatará aquel que siga este orden de palos: tréboles, diamantes, corazones y picas.

Cada jugador puede hacer un máximo de una apuesta y tres subidas en cada ronda de apuestas.

Segunda ronda

Después de la primera ronda, se reparte otra carta boca arriba para cada jugador que quedó en el pozo. Estaríamos en la segunda ronda de apuestas. También recibe el nombre de “fourth street”. A partir de la segunda ronda de apuestas, la mano de mayor valor mostrado es la que comenzará la acción, y pasa a apostar. Si es mostrado un par el jugador tiene la opción de hacer una apuesta simple o doble. En el caso de que el jugador que lanza la apuesta se decante por esta opción, el resto de los jugadores pueden pasar, subir la apuesta simple, subir la apuesta doble o retirarse. En el caso de una doble apuesta, sólo una suma igual puede ser subida (hasta alcanzar la doble apuesta).

Tercera ronda

Se reparte otra carta boca arriba entre los que aún están en el pozo. Estamos en el “fifth street” (la tercera ronda de apuestas que duplican - el valor de cada apuesta es el doble de las hechas durante las primeras dos rondas - y continúan así durante las rondas de apuestas que siguen). La mano de mayor valor mostrado es la que comenzará la acción, pasando o apostando.

Cuarta ronda

Se completan las apuestas de la tercera ronda o “fifth street”, se reparte otra carta boca arriba, estamos en el “sixth street”.

Quinta ronda

Quinta y última ronda de apuestas. La última carta es repartida boca abajo. Es la “River Card”. A la última ronda de apuestas también se la conoce por “Seventh Street”.

Reglas básicas

Para cada ronda, se permite un máximo de cuatro apuestas (una apuesta, y tres subidas). Para continuar jugando, los jugadores deben actuar según lo expuesto para ellos en cada ronda de “street” o apuesta (a menos que el jugador esté all-in). El término “cap” (tapón) denomina a la última subida en una ronda ya que las apuestas son tapadas y nadie puede hacer otra subida. Una vez tapado, los jugadores tienen la opción de pasar o retirarse. El abandono puede realizarse en cualquier momento del juego. El acto de abandonar se muestra, básicamente, cuando el jugador mueve sus cartas hacia el dealer. Desde ese momento, el jugador no será considerado parte del juego y no tendrá ningún derecho sobre el pozo creado por la mesa.

Un jugador es declarado All-In sino tiene suficientes fichas para apostar en esa ronda. El jugador tiene derecho a la porción del pozo hasta el momento de su última apuesta. Todas las acciones siguientes del resto de los jugadores se llevan a cabo en un “pozo aparte”, el que no estará disponible para el jugador declarado All-In. Cuando un jugador sale All-In, el pozo que se encuentra en esos momentos en el centro de la mesa y que recibe contribuciones también del jugador All-In, es tratado como el pozo principal, sobre el cual el jugador All-In tiene derecho. Después de que el jugador sea declarado All-In, todas las nuevas apuestas son hechas en un pozo aparte, sobre el cual sólo los jugadores contribuyentes tienen derecho. El jugador All-In no tiene ningún derecho sobre el pozo del el que se encuentra apartado.

En el 7 Card Stud, cómo en todos los juegos de poker online, existe un límite de tiempo para cada jugador. Este tiempo suele ser de 30 segundos. Inicialmente, al jugador le corresponden 10 segundos. Al término de los mismos, comienza la cuenta regresiva que está visible en la mesa durante 20 segundos. En caso que acabe el tiempo, el jugador será declarado all-in si es que ha aportado algún dinero al pozo. Si no lo ha hecho, será declarado fuera de la mano. El sistema es inteligente y puede detectar si el jugador se ha desconectado o no. Esto significa que si el jugador se ha desconectado y vuelto a conectar, y le restan algunos segundos para su turno, el sistema le otorga 20 segundos adicionales para jugar. Pero si el jugador no puede reconectarse a la mesa antes que se termine su tiempo, el jugador será declarado all-in. All-In significa básicamente que el jugador está en el juego, pero no es un jugador activo (haciendo apuestas). La suma que haya recolectado el pozo hasta este punto, es llamado “pozo principal” y el jugador all-in tiene derecho (si gana) a ese pozo únicamente. Luego, todo el dinero apostado en la mesa es derivado a un pozo aparte, sobre el cual el jugador all-in no tiene derecho (si gana).

Al término de la última ronda de apuestas, la mejor mano gana el pozo. Esa mano es determinada por cinco de las siete cartas. Puede darse una de las dos circunstancias: cinco cartas de las siete que le fueron repartidas ,o bien, una carta comunitaria y cuatro cartas que le fueron repartidas.

Existe un rango de cartas que es utilizado para decidir la combinación ganadora.

Si dos o más manos tienen el mismo valor, la ganadora es la que posee la carta más alta. Por ejemplo, un Flush con un as le ganará a un Flush con un rey. Si la mano de póquer continúa empatada, la carta más alta que no es común a los dos jugadores (el “kicker” o “patada”) determinará el ganador.

El orden de las cartas no es tomado en cuenta para decidir las cartas ganadoras. El 7 Card Stud sigue las reglas estándar del póquer. En caso que las manos de póquer tengan exactamente el mismo valor, la regla de distribución del pozo del póquer lo repartirá de manera equitativa entre los dos o más jugadores ganadores. Si la cantidad de fichas es impar, el jugador ganador que se encuentre ubicado a la izquierda del botón/dealer recibirá la última ficha.